Quienes somos

La iglesia surge de un puñado de italianos, siete, que habiendo emigrado de su patria y no conociendo el nuevo idioma no se podían reunir en las iglesias de Uruguay.

Esto los lleva a reunirse y comenzar a tener reuniones en italiano, era el primer domingo de marzo de 1953. La obra creció con la guía de Espíritu Santo y la ardua labor de los hermanos. Ya no se pudo mantener  las reuniones en italiano y se abrió a los uruguayos. Dios continuó actuando y se fueron abriendo nuevas obras y extendiendo nuestra presencia en el territorio.

Al decir del pastor Mario D’Aloia, primer pastor y fundador de la misma, “Dios ha sido fiel, guardando  la obra de las amenazas de las novedades que han invadido el campo religioso en estos últimos años, conservándonos en la sana doctrina que emana de La Palabra de Dios”.

Hoy más que nunca queremos reafirmar nuestro compromiso con Dios y las personas.

Seguimos usando los recursos que Dios disponga para cada situación y llevar a quien nos escuche a los pies de Jesucristo, y compartir la Salvación dispuesta por nuestro Buen Dios para los que creen.( Evangelio según  San Juan 1:12 y 3:16).